Ya puedes comprar tu propio asteroide

asteroide

Las Humanidad siempre ha mirado al cielo nocturno buscando respuestas a grandes interrogantes sobre nuestro proposito en el universo. Por tal motivo nos hemos lanzado a explorar las estrellas.

Mientras se hacen planes y se programa la primera misión tripulada hacia Marte, el planeta más cercano de nuestro sistema solar (tan inmensamente lejos que tomará 6 meses de viaje espacial solo llegar), parece que en los Estados Unidos empiezan a hacer planes de qué hacer y quién se quedará con los vastos recursos del espacio.

Es más, aunque parezca una broma o un inventó un tanto descabella, ya existe la posibilidad de que puedas comprar tu propio pedazo del firmamento, en forma de un asteroide todavía en órbita.

Según la Ley The US Commercial Space Launch Competitiveness Act o Space Act (Ley de competitividad comercial de los lanzamientos espaciales de Estados Unidos, o Ley del espacio), se autoriza la explotación privada del espacio exterior para los estadounidenses.

Por lo tanto, los ciudadanos y las empresas de minería se preparan para perseguir y cazar materiales que contienen los asteroides, meteoros e incluso la Luna. Se estima que hay miles de millones de dólares en los cuerpos celestes rocosos, tales como metales preciosos o raros en la Tierra.

De acuerdo al criterio de expertos en la materia, la posibilidad de explotar los recursos de los asteroides es fundamental para el futuro de los viajes interplanetarios: así las naves tendrían los recursos y la autonomía suficiente para recorrer mayores distancias y adentrarse en el espacio profundo.

En entrevista con la Agencia de Noticias AFP, Jim Dustan, abogado especializado en propiedad intelectual de la firma Mobius Legal Group, aseguró que la aprobación de esta Ley rompe con la idea de que el espacio “es de todos y debe ser explorado con fines científicos para el interés de la humanidad”.

Esta Ley recién aprobada, permitirá a las empresas crear nuevos planes de negocios, modelos económicos más eficientes y con más certezas legales. Se trata de una oportunidad que reducirá los riesgos y aumentará las inversiones.

“Es el inicio de la segunda parte de la exploración espacial después de la era de prestigio nacional”, asegura Dustan.

Los defensores de la minería privada de asteroides aseguran que este texto de derecho internacional solo se refiere a las naciones, no a las compañías privadas, que no reclamarían la propiedad de los cuerpos celestes en sí sino de los recursos extraídos, según la SPACE Act recién aprobada.

Cabe destacar, que la extracción de los materiales está previsto para 2020.