¿Cómo veremos televisión en el futuro?

televisión en el futuro

La evolución de la televisión como la conocemos no solo se refiere a nuevos métodos para consumir contenidos, como el streaming, sino que atañe a la forma física de las televisiones y nuevas aplicaciones para las pantallas.

Con el avance en el desarrollo de la tecnología OLED, los fabricantes de pantallas han logrado que éstas tengan la luminosidad suficiente en sí mismas como para que puedan tener diferentes formas –dobles, cóncavas, convexas– sin perder claridad y así ocuparse en diferentes cosas, desde aparadores hasta pantallas enrollables; esto ha conllevado a que sean más amigables con el ambiente y consuman menos energía.

Si bien la mayoría de los fabricantes de pantallas van tras el desarrollo de OLED, como Toshiba, Sony y Panasonic, la surcoreana LG es una de las que mostró particulares prototipos con los que ejemplifican su visión del futuro de la tv.

Estos son cinco ejemplos de la televisión del futuro:

Enrollables:

Se trata de una pantalla de color bronce de 18 pulgadas completamente flexible como una hoja de papel.

Para LG las aplicaciones de este tipo de gadgets podrían revolucionar las pantallas de otros aparatos, como smartphones y computadoras.

El prototipo aún no cuenta con planes de aplicación pero LG dijo que trabajan en modelos de mayor tamaño, de 25 pulgadas, con las mismas propiedades.

Cóncavas:

Este tipo de pantallas OLED serían utilizadas como nuevos formatos de gaming o dispositivos de realidad aumentada.

La nitidez y rápido procesamiento de imagen, combinados con una forma que parece envolver la cabeza de quien se coloca frente a ella, ayuda a crear mejores ambientes de juego, más inmersivos.

La pantalla aún es un prototipo; sin embargo, el segmento de juegos es uno de los más atractivos para usarlas, según datos de la Asociación de Tecnología de Consumo (CTA).

Convexas:

Si al doblar la pantalla hacia adentro da una sensación de inmersión, voltearla hacia afuera la puede convertir en una suerte de aparador.

Con este fin comercial, LG pretende que este tipo de pantallas sean ocupadas en las tiendas como aparadores digitales con fines comerciales.

En caso de ser interactivas incluso podrían servir como medios de pago o publicidad. La consultora de tecnología NPD, estima que se venderán cerca de seis millones de pantallas curvas en 2017.

8K:

Aunque el auge de las televisiones en 4K logró vender 13 millones de unidades en 2015 y generar 10.7 millones de dólares, según datos de CTA, los fabricantes no esperarán a que el 4K se convierta en algo masivo antes de lanzar al mercado la nueva generación de televisiones 8K.

Para LG, sus pantallas con esta resolución son una muestra de que aún es posible mejorar la nitidez de las imágenes y puesto que OLED requiere menos control para equilibrar la luz, estas podrán ahorrar hasta 55% de energía comparadas con tecnologías anteriores como LCD.

Curvas en todo:

Con pantallas flexibles las posibilidades de integrar cada vez más de éstas en otros entornos crece y los autos inteligentes son uno de ellos. LG mostró prototipos de lo que será su integración en autos, para tableros y consola de controles. Éstas pantallas serían OLED y touch, incluso sensibles si quien conduce usa guantes.