Manicure Perfecta

Manicure Perfecta

Tener una manos y uñas hermosas es más sencillo de lo que parece, sólo requieres de unos minutos para hacerte un manicure perfecto y tener ciertos hábitos sanos te ayuden a cuidar la salud de tus manos. No es necesario que las uñas sean largas, súper coloreadas y maravillosas, es suficiente con que estén bien cuidadas para completar la apariencia general. Siguiendo estos pasos te podrás hacer una manicura completa y fácil de realizar que resulte atractiva para ti y para los demás.

Corta uñas, tijeritas, lima de uñas de papel, esmalte, removedor de esmalte, algodón, palito de naranjo y crema humectante.

Quitar muy bien el esmalte anterior, para hacerlo es conveniente empapar un algodón con quita esmalte y apoyarlo por unos segundos sobre la uña. Así, el producto anterior se empezará a disolver y lograrás retirarlo con mayor facilidad. No muevas el algodón hacia un lado y hacia el otro, solo lograrás manchar los dedos. Corta las uñas y con la lima dales la forma deseada, de preferencia que sea cuadrada para evitar que las orillas se entierren, aplica un poco de crema humectante sobre las cutículas con la ayuda de un hisopo, para ablandarla.

Agrega a unas gotas de aceite de almendras a un recipiente con agua tibia e introduce los dedos por algunos minutos, saca los dedos y sécalos con la toalla, empuja hacia atrás la cutícula, si está muy gruesa o larga, lo ideal es recortarla con unas tijeritas previamente desinfectadas. Para que tus manos luzcan suaves e hidratadas, exfólialas con algún producto o mezcla 1/2 taza de puré de fresas y 1/4 de taza de azúcar. Da un suave masaje y después de 5 minutos enjuaga con agua tibia y seca. Colócate crema hidratante pero ten cuidado de que no toque las uñas, ya que la grasa que contiene el producto impedirá que el esmalte se fije bien sobre las uñas. No olvides aplicar una base antes del esmalte, esto evitará decoloraciones amarillentas y te ayudará a pulir la superficie.

Aplica una capa de tratamiento fortificador en las uñas para que no se rompan fácilmente, coloca el esmalte, el truco para que el esmalte elegido quede perfecto, es poner el pincel en el centro de la uña y moverlo hacia abajo, antes de dar otras dos pinceladas a los lados, todo esto sin volverlo a mojar. Déjalas secar en forma natural, así el esmalte durará por más tiempo, luego coloca 2 capas de tu esmalte favorito y una más de secador,  una capa de brillo transparente para prolongar por más tiempo la vida de tu esmalte y finalmente, coloca tus manos por frente a un ventilador por unos 3 o 4 minutos.

Si te gustan las uñas postizas debes tener en cuenta que estas pueden brindar un hábitat ideal para agentes infecciosos, por eso es importante insistir sobre la importancia de seguir una adecuada y estricta higiene de estas. Cómo prevención, aconsejamos un remedio eficaz para evitar la proliferación de hongos y bacterias y evitar que se extiendan a otras uñas. Consiste en rallar un diente de ajo en dos cucharadas de zumo de limón, con un algodón empapado con la mezcla, moja las uñas y deja que se vaya secando.