Cómo armar un álbum familiar inolvidable

Cómo armar un álbum familiar inolvidable

A todos nos gusta tener recuerdos de esos hechos que quedaron grabados en nuestra mente, como los viajes a la playa, la primera vez que visitamos un zoológico, cuando tumbamos nuestra primera piñata o aquel regalo de navidad que tanto queríamos, e incluso poder ver amigos y familiares que ya ni recordamos como eran.

Aunque hoy en día está muy de moda el Facebook, Instagram, Twitter, o Pinterest, paginas on line que permiten guardar tus recuerdos, también es cierto que en ocasiones están muy dispersos o nos encontramos en un lugar donde no tenemos acceso a internet para mostrar esos recuerdos que marcaron nuestra vida.

Es por ello que acá te daremos algunos consejos que te servirán para guardar esos recuerdos que atesoras.

En primer lugar, debemos comprar un álbum en cualquier comercio sin importar su diseño, porque después empezaremos a decorarlo a nuestro antojo. En este sentido podemos echar manos de nuestra imaginación y probar un sinfín de ideas, por ejemplo, si es para los más pequeños de la casa, puedes colocar calcomanías con los dibujos animados favoritos de tus hijos, el primer mechón de pelo que le cortaste, el sello que hiciste con la planta de su pies cuando estaba recién nacido, un pedacito de esa cobijita que tanto le gustaba o simplemente le haces un collage con todas las fotografías que le tomaste el día que nació.

 Mientras que si piensas en un álbum más familiar,  puedes optar por adornos de diferentes colores como botones, retazos de tela, tachuelas, cintas de colores, ganchos, lentejuelas figuras hechas con foami o cualquier otro detalle que tengas en casa y pueda dar ese toque especial que estás buscando.

También puedes forrar el cuaderno con telas o papel de regalo, incluso puedes probar a añadir unas antiguas entradas a eventos deportivos, musicales o de cualquier tipo que hayan sido importantes para ti, dedicatorias, tarjetas de felicitación, postales, también  son otra alternativa.

Si bien es cierto que haciendo esto nos divertiremos mucho, también debemos tener claro que en el futuro, nuestros hijos, es probable que no conciban la idea de estar toda una tarde sacando fotos de una vieja caja de zapatos, para pegarlas en un libro en blanco. Es probable que a nuestros hijos   les interesará rellenar memorias digitales con sus videos y fotografías, y que solamente por nostalgia, recurrirán a álbumes físicos en ocasiones especiales, como graduaciones, bodas, etc. Es por ello que acá también te orientamos para que puedas atesorar tus recuerdos de tal forma que se adapten a la forma de vida de tus hijos cuando sean adultos.

Empieza por identificar dónde tienes las fotos y cuantas posees, si en Instagram,   Facebook, entre otros. Luego de eso, decide cuales quieres conservar, puede que tengas la misma 5 veces, pero editada de manera diferente y además la original, crea dos copias, guardas una donde sabes que no le pasará nada, con un amigo familiar,   así si algo le llegará a pasar a tu computadora, tus archivos están a salvo, también se puede pagar por un sitio de respaldo en línea.