Música recomendada para bebes

Música recomendada para bebes

La música tiene la sorprendente capacidad de influir a los niños a todos los niveles; físico, psicológico, intelectual, social y espiritual. La música puede incitarles a hacer cosas, puede estimularles y puede mover sus emociones, no en vano es considerada como el lenguaje del alma.

La música es arte que conmueve el espíritu, pero, por desgracia, no toda la música del mercado es adecuada para los niños.

Antes de nacer, los bebes parecen preferir la música suave, melódica y a la vez compleja como la de Mozart y Vivaldi, rechazando la música estridente como el rock pesado.

Gordon Shaw, neurobiólogo de la Universidad Irvine en California, dijo: “Al escuchar música clásica, los niños se estimulan, ejercitan neuronas corticales y fortalecen los circuitos usados para las matemáticas. La música estimula los patrones cerebrales inherentes y refuerza las tareas de razonamiento complejo”.

El sonido de los instrumentos que están en frecuencias más agudas provoca una vibración en la cadena de huesecillos del aparato auditivo del bebé que le permite oír ese sonido. Y los de frecuencias muy baja y grave son los que más se perciben, pero no los que más se oyen, ya que los atenúa la pared abdominal que sí deja pasar su vibración, permitiendo que se sientan.

Los sonidos de los instrumentos de cuerda son los que más se oyen. El violín se oye, pero no provoca vibración en el embrión o feto; en cambio el violonchelo se oye y además provoca vibración.

El sonido del arpa no provoca vibración a través del líquido; sin embargo, el bebé en el útero puede oír su sonido y la mamá puede relajarse, ya que tiene la virtud de armonizar, tranquilizarla. Podríamos decir que el bebé por nacer, le causa tanto placer como a un adulto oír las gotas de lluvia sobre un techo.

Lo más importante de escuchar música en las madres embarazadas, son las emociones que se despierten en ella. Si la música le causa placer o la tranquiliza, le permite expresar su amor, deseos y anhelos, esas emociones y sensaciones son las que serán transmitidas al bebé. No hay contraindicaciones si es que se toman las precauciones necesarias sobre el volumen y el cuidado del bebé.

Con la música fortalecemos el vínculo de la madre con el bebe, promovemos su bienestar, concentración, memoria, lenguaje gusto por la música, estimulamos su cerebro en el momento más importante de su vida.

Tómate un tiempo para ti y tu bebé, en un ambiente de relajación especialmente para el contacto entre ambos y tome conciencia de las sensaciones físicas y placenteras que la música provee.

Ahora, para los bebés más grandes, son muy recomendables las canciones que estimulan el aprendizaje de las letras, de los colores y ayudan a la expresión corporal y el baile. Es estupendo que los niños canten juntos, la música se entiende en muchas ocasiones como un gran “pegamento social”, es una manifestación cultural colectiva.

La música clásica: óperas, zarzuelas, coros, sinfonías…, bandas sonoras de películas, canciones tradicionales, canciones infantiles, música actual, siempre que sean bien elegidas pueden ser beneficiosas para los niños, ya que forman parte de la cultura y arte, y tienen claras propiedades psicológicas, intelectuales e incluso, terapéuticas para los niños. ¡Les hace ser mejores!

También se utiliza en niños hiperactivos, depresivos, agresivos y es muy útil en el tratamiento de niños autistas para ayudarles a vencer su aislamiento y modificar pautas de comportamiento.