¿Cómo dejar de comerte las uñas?

uñas

Este mal hábito conocido también como onicofagia, es una patología psicológica que se muestra como una manera de enfrentar las cosas y disminuir la tensión, y se convierte en un comportamiento automático y adictivo que está presente en aproximadamente el 45% de la población adolescente y en 29% en los adultos jóvenes.

Este mal hábito está asociado con trastornos obsesivos o compulsivos por diversas causas como laborales, emocionales, económicas, de pareja entre otras, asimismo, se le relaciona con baja autoestima, mucho nerviosismo, miedo al fracaso, algunos casos son productos de infancia marcada por maltrato psicológico de padres o maestros. Además de verse mal trae consigo algunos síntomas dañinos para la salud como infecciones en la piel, resfriados y, a largo plazo, puede producir caries y dolores articulares.

Uno de los métodos más usados, para combatir esta patología, es el uso de ají o ajo en las uñas, o bien el uso de esmalte de uñas con estos ingredientes a fin de rechazarlas cuando se intente comérselas, no obstante, sólo funciona en algunos casos solamente. A través de terapias psicológicas existen tratamientos cognitivos para que la persona vea realmente el impacto social que puede causar su comportamiento, o quizás estudiar las razones y circunstancias por las que empezó su mal hábito llegando a la raíz del problema y buscando una solución apropiada.

A continuación te presentamos varias sugerencias que puedes aplicar diariamente para disminuir el hábito de comer uñas serian:

• Hacer ejercicios, meditación o alguna clase de aerobics ya que a través del entrenamiento físico se drena muchas tensiones y así canalizar las angustias de otra manera. Además ayuda a relajar a la persona, es una distracción y puede ayudar a mantener una buena salud.

• Tratar de mantener las manos ocupas, escribir, leer un libro, dibujar, tejer o alguna actividad donde hagas uso de las dos manos.

• Siempre puedes llevar contigo un snack saludable como: frutos secos (maní, almendras, avellanas, etc.).

• Si el hábito se vuelve inconsciente y lo haces al hablar con conocidos, viendo televisión u otra actividad puedes usar guantes.

• Mantén un buen aseo en las uñas, las puedes limar, cortar, pintar y empezarás a crear el hábito de conservar las uñas limpias y presentables.

manos

• Si eres mujer puedes hacer uso de las uñas postizas, la sensación al morderlas es distinta, trata de cuidarlas y al pasar de los días no lo harás.

• Otra de las sugerencias más utilizadas es masticar goma de mascar sin azúcar.

• Cubre tus uñas con cinta adhesiva, aunque es poco estético ayudará a disminuir el hábito de comerte las uñas.

• Apretar una pelota anti estrés o cualquier otro objeto para evitar llevarse las manos a la boca también es una de las soluciones.

uñas.

• También existen productos farmacéuticos diseñados para estos casos, por su mal sabor envían un mensaje al cerebro para disminuir las veces en que se muerdan las uñas. Consulta a un medico que producto deberías usar y qué cantidad.

Recuerda que un hábito se puede eliminar en 21 días con perseverancia, esfuerzo y mucha paciencia, busca hobbies diferentes y realiza ejercicios de respiración, quizás lograr quitarse el habito sea difícil pero al pasar de los días se notará una gran mejoría y control de los movimientos de tu cuerpo.