Atrévete a tener una piel sin acné

acné

El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas. Poseemos pequeños hoyos en la piel, llamados poros que se conectan a éstas por debajo de la epidermis. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los poros se conectan a las glándulas, a través de un canal que se llama folículo, dentro de éste el sebo transporta las células de piel muerta a su superficie. Un vello delgado crece por debajo de la piel y pasa a través del folículo para llegar a la superficie. Cuando se tapa un folículo, se crea un grano o espinilla.

La mayoría de los granos o espinillas se encuentran en la cara, el cuello, la espalda, el pecho y   los hombros. El acné no es una amenaza grave para la salud, pero puede dejar cicatrices, es por ello esencial combatirlo.

Para luchar contra el acné, ten en cuenta que no debes lavarte la cara o el área afectada con agua ni jabón, esto es muy perjudicial, ya que el jabón reseca la piel y puede empeorar el acné, es preferible que solo laves tu rostro en la mañana y noche con agua salada o agua tibia,    esto puede ayudarte a eliminar la grasa sin resecar la piel.

Al igual que el agua salada, el jugo de Aloe vera es de gran utilidad, para borrar las cicatrices que deja el acné, es muy fácil de conseguir y los puedes utilizar dos veces al día.

De igual modo, aplica  aceites esenciales a tus granitos,  algunos como el aceite de nim y de árbol de té, contienen propiedades antimicrobianas que pueden eliminar la bacteria que causa el acné. Aplícate una pizca en cada granito o remoja un copito de algodón y frótalo sobre el área afectada. El aceite de árbol de té, es un agente antibacteriano que ayuda a eliminar los microbios que obstruyen los poros de la piel. Evita usar demasiado, sino te quemará   y empeorará la piel.

rostro

Otra muy buena opción para combatir el acné, es exfoliarte con algunos productos que te ayuden a eliminar las células muertas.

Un producto con BHA (ácido beta hidróxido) que suele recomendarse incluye el ácido salicílico y deber tener un pH entre 3 y 4 para surtir efecto. El BHA elimina las células muertas y promueve el crecimiento de piel nueva. Como resultado, podrías terminar con piel seca y escamosa alrededor del acné, pero con el tiempo desaparecerá a medida que empiece a regenerarse rápidamente. Úsalo en un limpiador o tratamiento antiacné todos los días, en las zonas afectadas de la piel.

espinilla

Asimismo puedes aplicarte una capa delgada de miel y luego déjala reposar 30 minutos. Enjuágate con agua caliente.

De igual modo, cómprate una esponja konjac, ya que es suave para la cara, además considera el uso de la harina de avena como un exfoliante. Mézclala    con miel y frótala en tu cara durante 2 o 3 minutos, luego enjuaga suavemente los residuos con agua tibia.

belleza