Crean tecnología que produce energía eléctrica limpia

Crean tecnología que produce energía eléctrica limpia

Crean un equipo pequeño que no produce ningún ruido y es capaz de producir energía eléctrica para cubrir las necesidades de un hogar, no requiere de combustibles, agua.

Un grupo de ingenieros del Corporativo Jhostoblak, fabricaron un sistema que funciona a través de un movimiento de turbinas de quinta generación, esto se produce por efecto de no atracción de campos continuos electromagnéticos, esto quiere decir que, cuando se tratan de juntar dos fuerzas del mismo polo, es indiscutible que se repelen. El proceso es constante y, se basa en  la ruptura de los principios de la ley de la fuerza y la potencia.

 “En términos sencillos, todo es movimiento perpetuo a partir de imanes que van acoplados de forma secuencial, armónica y de manera estratégica para hacer funcionar a otros que son del mismo polo. Entonces, al tratar de no pegarse entre sí se crea una fuerza que hace que las turbinas giren con firmeza para producir energía eléctrica por medio de un generador especial”, aseguraron los ingenieros.

  Los estudiosos creen que este producto, llamado Sistema EGS, cuenta con la capacidad de contribuir con la producción de energía eléctrica que hoy en día se genera  en las plantas hidroeléctricas, termoeléctricas, solares y eólicas.

Con la implementación de esta tecnología se pueden solucionar diferentes problemas de suministro energético, puesto que las variaciones por picos de reproducción de electricidad, disminuye el costo de mantenimiento de los equipos que utilizan energía y se domina el efecto por calentamiento global, también se busca que la quema indiscriminada de elementos fósiles decaiga, comunicaron los investigadores.

Los ingenieros explicaron que el dispositivo es de menor tamaño, sin embargo genera la energía que se necesita para abastecer una casa que tenga  refrigerador, televisión, horno de microondas, calentador de agua y computadora, entre otros aparatos eléctricos.

 El equipo tiene una capacidad mínima de producción de cinco kilowatts por hora (120 al día), con esto se puede abastecer 12 casas de vivienda media superior. Y la máxima es un mega por hora (24 Megas al día), que podría cubrir las necesidades de una población o un municipio.

Según los creadores del dispositivo, este no crea campos magnéticos, ni radiación para procesar la energía eléctrica, la corriente alterna y la directa y para su  instalación sólo se necesita conectar los dos cables que van a la línea del servicio eléctrico al equipo.

 Esta tecnología está protegida bajo secreto industrial en Estados Unidos.