Peeling Facial con Aspirina

Peeling Facial con Aspirina
El peeling es un tratamiento para el cutis, indicado para eliminar la suciedad y las células muertas de la piel, mediante la descamación o exfoliación, consiste en la utilización de sustancias químicas para disminuir manchas, pecas, cicatrices, mejora las líneas de expresión ocasionadas por el paso de los años y las cicatrices causadas por el acné o cualquier alteración que pueda afectar el rostro. En los centros de estética o spa este tipo de procedimientos tienen un costo elevado, estando fuera del alcance de la mayoría de mujeres. Es por ello que acá te mostraremos una forma fácil, sencilla y económica de realizarte tu peeling facial.

belleza

Antes de hacértelo es muy importante que prepares tu  piel con unos días de antelación con el fin de evitar la resequedad y facilitar la eliminación de impurezas. Según el tipo de piel que tengas, es normal que se reseque un poco durante y después del tratamiento, ya que es parte del proceso mediante el cual se eliminan las células muertas que posiblemente hay acumuladas. Al principio, debes  hacer una prueba en alguna área del rostro para verificar que no hay efectos secundarios como sensación de ardor o picazón. Si es así, lo mejor es evitar su aplicación y buscar una alternativa menos agresiva con la piel.

El ingrediente principal es la aspirina este es uno de los analgésicos de venta libre más populares del mundo, lo que muchas mujeres no saben aún es que este ingrediente aporta muchos beneficios para la piel, esto se debe a su alto contenido de beta hidroxiácido, ingrediente liposoluble utilizado en la industria cosmética para cremas y exfoliantes para renovar la piel, aclarar las manchas, mejorar el tono y eliminar las células muertas, además  tiene una acción antiinflamatoria que ayuda a combatir el acné y a prevenir las cicatrices dejadas por el mismo.

piel

Al ser un tratamiento fuerte lo mejor es hacerlo en horas de la noche para evitar la exposición al sol y no se recomienda hacerlo muy a menudo, ya que puede reducir los aceites naturales de la piel y causar resequedad. Con hacerlo 2 o 3 veces al mes será suficiente para aprovecharlo.

cara

Ingredientes

5 aspirinas

2 cucharadas de miel de abeja (15 g)

1 cucharada de yogur natural (15 g)

Preparación

Tritura las cinco aspirinas en un mortero hasta formar un polvo y, luego, mézclalo con las dos cucharadas de miel de abeja orgánica y la cucharada de yogur natural hasta obtener una pasta, lava bien tu rostro antes de aplicarlo y asegurarte de que quede libre de cualquier resto de maquillaje, sumerge una toalla pequeña en agua caliente o caliéntala en el microondas durante 30 segundos y colócatela sobre el rostro 10 minutos, con el fin de abrir bien los poros y lograr que la mascarilla penetre mejor. Sécate el rostro y ahora aplícate la mezcla con una fina capa, dejándola actuar un mínimo 20 minutos y un máximo 30, luego retírate el producto con agua templada y, para terminar, aplícate una crema hidratante.