La moda de las Lentejuelas y las Celebridades

La moda de las Lentejuelas y las Celebridades

Lady Gaga como precursora de los vestidos tipo “disco ball” en el año 2009 fue la tendencia que ha aparecido tanto en pasarela como en la alfombra roja, y la última en sumarse a esta tendencia ha sido la it girl Cara Delevingne

Anteriormente pocos se aventuraban con este vestuario y menos se imaginaban que ésta sería una de las tendencias que la excéntrica Mother Monster regalaría al mundo.

Post-Gaga, la tendencia ha pasado de ser algo reducido a la pista de baile para convertirse en una presencia clave en el armario de fiesta de las celebridades, primero desfilando sobre la pasarela, y después sobre la alfombra roja.

El último en sumarse oficialmente a la moda disco ha sido Hedi Slimane, que en sus dos últimas colecciones, la actual primavera-verano y también la de la próxima temporada de otoño, ha incluido en sus diseños para Saint Laurent una vuelta de tuerca al estilismo disco ball, con minivestidos de lúrex o con aplicaciones que imitan piezas de cristal, destellos metalizados y un auténtico baño silver.

Cara Delevingne fue la última en lucir una de estas piezas, durante una premiere en Nueva York, con un minivestido con cut-out al frente y manga larga de la misma colección de la maison, rematando el total look disco con unas sandalias de Alejandra G. para el próximo invierno, con idéntico patrón que una bola de discoteca.

Cara Delevingne

Los tejidos más tradicionales, y los apliques, en ocasiones dan lugar a proyectos aún más innovadores y tecnológicos, con mezclas de poliéster y spandex, cien por cien reflectantes. Aunque si se trata de echar la vista atrás a la moda más reciente, el primer coqueteo de esta tendencia lo encontramos en una casa de moda con solera: Fendi, que cuenta con Karl Largerfeld como director creativo nada menos que desde 1965.

Largerfeld sacaba este tipo de look a la pasarela en su colección primavera-verano 2013; casualmente, ese mismo año veíamos a Kylie Minogue vestirse enteramente de paillettes, con un Dolce & Gabbana en color oro líquido, en el estreno de la película ‘Holy Motors'; y a Diane Kruger hacer lo mismo sobre la alfombra roja de Cannes, con un impresionante diseño drapeado, customizado por Vivienne Westwood, y cubierto íntegramente de lentejuelas en color oro rosa.

La celeb que consiguió fundir ambas tonalidades sin despeinarse: Carey Mulligan, también ese mismo año, durante la celebración de la gala Met, con un Prada a medida con maxipaillettes a modo de escamas, colocadas en degradé desde el escote hasta el bajo de la falda en ‘A’.

modaa

Entre las encargadas de traernos la tendencia disco este año, además de Cara Delevingne, está Julianne Moore, una de las invitadas mejor vestidas de los Globo de Oro, con un Givenchy metalizado acabado en plumas, y Dakota Johnson, también espectacular, con un vestido en ’50 sombras’ de plata de Chanel, con abertura en la pierna.