Estrategias para Mejorar la Disciplina de tu Hijo

Estrategias para Mejorar la Disciplina de tu Hijo

Disciplinar a un niño nunca es tarea fácil, sobre todo porque lo provoca es darle mucho amor y afecto, después de todo es tu bebe el que de solo verlo te inspira ternura, pero si quieres que el niño distinga lo correcto de lo incorrecto y y que tenga buenos modales, debes saber cómo disciplinarlo de forma adecuada, sin importar lo difícil que parezca la tarea. A continuación te ofrecemos algunos consejos para que eduques niños respetuosos, afectuosos y bien portados.

El respeto tiene que ser mutuo, sé respetuoso con tu hijo, sin importar lo pequeño que sea ni lo frustrado que te sientas. Si quieres que tu hijo respete tu autoridad, debes respetar el hecho de que él es un ser humano con sus propios deseos y necesidades, y sigue necesitando amor y respeto por parte de sus padres. Procura dar un buen ejemplo desde el principio, y cuando tu niñito trate de decirte algo, interrumpe lo que estés haciendo, ponle atención y escúchalo. Así más tarde podrás exigirle el mismo comportamiento.

Todos tenemos responsabilidades, tienes que enseñarle que en la familia hay un sistema de apoyo recíproco, por el cual todos se ayudan y colaboran. Por ejemplo si el desordena sus juguetes tienes que enseñarle que cuando termine de jugar debe volverlos a colocar en su lugar. Debes ser consistente en tus normas y expectativas, una vez que hayas fijado un sistema de disciplina debes  mantenerlo firme. Si estás criando al niño con un compañero o cónyuge, ambos deben formar un frente común y ser consistentes con las normas y el modo de castigar.

Usa empatía, esto significa ser capaz de sentir los desafíos, problemas y sentimientos de tu hijo como si tú fueras él, y pensar en por qué actúa de cierta manera. También implica ser condescendiente con él cuando se siente mal por algún comportamiento erróneo y estar dispuesto a rescatarlo de su problema. Habla con él sobre lo que pueda sentir y trata de entender las razones del mal comportamiento.

Estrategias

Sé autoritativo, no autoritario, un padre autoritativo tiene claras las expectativas y las consecuencias, pero sigue siendo amoroso y afectivo con su hijo ese tipo de autoridad deja espacio a la flexibilidad. Un padre así habla de los problemas y de las soluciones con su hijo. Ese es el estilo de padre ideal, pero es más fácil la teoría que la práctica. El padre autoritario también tiene claras las normas, pero no le da al niño el afecto que necesita ni explica las razones de la disciplina. Esto podría hacer que el niño se sienta poco amado y no comprenda la razón de ciertas normas.

Disciplina de tu Hijo

Recuerda que disciplinar no es dejar de mostrarle amor a tu niño, darle un abrazo no quiere decir que lo estas malcriando, es solo hacerle entender que lo estas formando no dejándolo de amar, incluso después castigarlo lo ideal es que hables con él y le hagas entender la razón del castigo, así aprenderá a responsabilizarse por sus actos.