Aprende a realizar un Puré de Papas Perfecto

Puré

La patata es un acompañante perfecto para carnes y pescados, que suele gustar a la mayoría, y por lo general está siempre presente en todas las despensas, y es que no hay nada más delicioso que un buen puré de patata casero como guarnición, sin embargo, no siempre logramos que quede como queremos, lo que ocurre es que lograr un puré de patata perfecto no es tan fácil, no se trata solo de cocer unos trozos de patatas y ya, se deben tener en cuenta una serie de pasos que te daremos a continuación. Así obtendrás un excelente PURE y nunca más tendrás que recurrir a los preparados comerciales.

Lo primero es saber escoger las patatas, ya que no todos los tubérculos son iguales en lo que se refiere a puré. Las papas se clasifican en tres categorías: almidón, cera, y de uso múltiple. Con las de almidón se obtiene un puré cremoso. Para elaborar un buen puré se necesitan unas patatas de variedad harinosa ya sean tardías, semitardías o tempranas, pero que tengan bastante cantidad de fécula.

Debes cortar las papas del mismo tamaño ya que si las cortas en diferentes tamaños se cocinarán a diferentes velocidades, por lo que algunas de quedarán bien cocidas mientras que otras aún estarán duras. Para evitarlo, debes cortar trozos del mismo tamaño, las colocas en agua fría,  cubriéndolas como tres o cuatro centímetros por encima de ellas y las dejas a fuego lento hasta llevarlas a ebullición y  a partir del momento en que hiervan es cuando se comienza a contar el tiempo, que puede ser entre veinte a cuarenta minutos dependiendo de la variedad de la patata.

Para lograr que quede perfecto, deben estar bien cocidas, como saber cuándo está, la pinchas con un cuchillo y lo levantas con cuidado del agua, si ya está cocida notaras que se desprende del cuchillo, si se quedase clavada es que todavía le falta cocción. Una vez cocidas las cuelas rápidamente en un colador, le escurres el agua de la olla y las regresas a ella de nuevo. Comprobando, antes de seguir añadiéndole el resto de los ingredientes, que no haya quedado líquido de la cocción. Para quitarles la humedad excedente a las papas las vuelves a cocer por unos minutitos más, para que de esta manera se puede evaporar toda la humedad.

Puré de Papa

Corta la mantequilla fría en trocitos para que conserve su sabor, removiendo para incorporarla mientras que el puré esté caliente, así como la sal. En lugar de mantequilla también puedes utilizar aceite de oliva, que le proporciona un sabor más suave y hace el puré ideal para acompañar pescados. La leche es muy importante que esté caliente cuando la añadas a la mezcla y siempre después de la mantequilla. Si deseas un puré más esponjoso puedes añadirle una clara de huevo batida a punto de nieve o alguna especia como la nuez moscada o pimienta, que le da un sabor muy especial y algo picante al puré de patata.

Puré  c}

 Lo ideal para lograr una buena consistencia en el puré es utilizar un machacador de patatas, o en su defecto un pasapurés clásico o incluso pisarlas con un tenedor. Es importante hacer esta operación rápido para que la patata esté todavía caliente y no quede grumosa. No las tritures con batidora de cuchillas puesto que con ellas el almidón de la patata puede liberarse en exceso y hace que el puré quede pegajoso.