¿Cómo Ayudan los Padres en la Preparación para la Escuela?

A los padres, se les conoce como “el primer maestro del niño”, ya que es el primer adulto con quien éste pasa la mayor parte del tiempo.

Cuando los niños se preparan para entrar en un jardín de niños o un preescolar, los padres tendrán la oportunidad de apoyar el cambio del niño formando parte del ambiente de aprendizaje.

Los padres podrán participar en el comité de la toma de decisiones del jardín de niños, o escuela, servir de voluntario para ayudar en las rutinas diarias y brindar apoyo a los otros niños.

¿Cómo será la preparación social y emocional?

padres2

 Los niños deberán ser capaces de controlar sus emociones, puesto que así podrán expresar sus sentimientos de forma clara y apropiada.

Cabe mencionar que los individuos empiezan su vida en la infancia desarrollando, el autocontrol por medio del ajuste de las rutinas diarias como dormir, comer y relacionarse con los demás.

Los niños que se preparan para entrar en una situación de aprendizaje en grupo, tendrán menos dificultades para adaptarse si son capaces de concentrarse en terminar una tarea que requiere auto-regulación.

Hay que señalar que las interacciones con los padres, familia y cuidadores en actividades como la lectura de libros o ayudar con las tareas del hogar, por ejemplo: Poner la mesa para una comida o doblar la ropa limpia, servirá para que los niños se concentren y orienten en realizar una tarea y culminarla.

 padres3

 El Desarrollo Social

Cuando a los niños se les ofrecen oportunidades para participar en conversaciones y en el cuidado del hogar, obtienen un sentido de orgullo y logro.

A los niños conocer sus habilidades y competencias, podrán trasladar esa creencia interior a sus experiencias en el jardín de niños o la escuela y mejorar en un entorno grupal de niños de la misma edad.

Los padres pueden ayudar en el desarrollo social de los niños:

Dejándoles, realizar y perfeccionar habilidades sociales como compartir, negociar, esperar turnos, entre otras.

Cabe destacar, que los niños progresan cuando notan calidez, lazos emocionales ejemplos positivos. Las relaciones familiares que son seguras y brindan apoyo animan a los niños a desarrollar la competencia social más allá de la familiar.

Los padres deberán cumplir con la tarea de ayudar a los niños a prepararse para el ambiente de aprendizaje, esto se logra cuando son estimulados en casa.

Un aspecto a tomar en cuenta es que los niños requieren de espacio y ayuda para el aprendizaje.

Alentar a los niños a tomar decisiones, a formar parte en las rutinas del hogar y a asumir la responsabilidad de determinadas tareas diarias, les servirá para contribuir en la vida cotidiana y entender la importancia del trabajo y los límites que existen.

Hay que tener en cuenta que cada niño es un individuo que aprende y hace el proceso de adaptación a su tiempo. Mientras cuenten con las habilidades y técnicas para enfrentarse, adaptarse y ajustarse a nuevas situaciones, tendrán más posibilidades de negociar con éxito lo que la vida les depara.