Conoce las Causas de la Disfunción Eréctil y su Tratamiento

disfunción eréctil

La disfunsión eréctil es la incapacidad persistente para conseguir y mantener una erección suficiente para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria. En estudios realizados en muchos países alrededor del mundo, se ha indicado que la disfunción eréctil afecta a más del 50% de hombres de más de 40 años.

Causas

Enfermedades crónicas: Enfermedades cardiovasculares, aumento del colesterol, insuficiencia hepática y renal, depresión, diabetes,  hipertensión arterial y trastorno psicóticos.

Cirugía y traumatismos: Son las intervenciones quirúrgicas del área pélvica como las que se realizan por cáncer de próstata, vejiga o recto. En estos casos no sólo se pueden ver dañados los nervios, sino también los vasos de la zona, entre los traumatismos asociados a la disfunción eréctil, se incluyen los que lesionan la columna vertebral, traumatismos craneales y fractura de pelvis.

Consumo de fármacos: Existen un grupo de fármacos que como efecto secundario producen disfunción eréctil. Entre otros encontramos varios de los antihipertensivos (diuréticos, alfa- y beta-bloqueantes, hipotensores de acción central), los psicotrópicos, antidepresivos, antipsicóticos, ansiolíticos), los analgésicos opiáceos, las hormonas esteroideas y los antineoplásicos.

Factores psicológicos: De un 20% a un 30% de las disfunciones eréctiles tienen un origen psicológico ya que hay situaciones que pueden facilitar su  aparición  a medio o largo plazo, por ejemplo: una educación moral o religiosa restrictiva,   información sexual inadecuada, experiencias sexuales traumáticas o relaciones deterioradas entre los padres.

Otras situaciones en cambio, pueden condicionar su aparición a corto plazo: disfunción eréctil previa, problemas en la relación de pareja, fallos esporádicos de erección o infidelidad

tratamientos eréctil

 Tratamiento

Fármacos orales: Son aquellos que precisen tu deseo sexual y que   requieren  una estimulación previa para su efecto, son  muy recomendado los nitratos o fármacos donadores de óxido nítrico.  El tadalafilo, que se comercializa como Ciais, actúa aumentando el flujo sanguíneo en el pene en presencia de estimulación sexual. Hay que ingerir este fármaco 30 minutos antes de mantener una relación sexual y su eficacia puede llegar a las 24 horas después de la administración. La ingesta alimenticia no afecta a la absorción del fármaco. Los efectos secundarios son en general leves o moderados: dolor de cabeza, rinitis, enrojecimiento facial o dolores musculares.

disfunción eréctil

Terapia intravenosa: Consiste en la administración de alprostadil mediante inyección directa en los cuerpos cavernosos del pene. El priapismo (afección que consiste en una erección permanente y dolorosa del pene) y la fibrosis, son los dos efectos adversos más graves asociados a este tratamiento. Está contraindicado en pacientes con anemia falciforme, esquizofrenia, u otro trastorno psiquiátrico severo, o una enfermedad sistémica grave.

Cirugía revascularizadora: Implante de prótesis de pene. Las prótesis de pene no suponen ningún tipo de actuación sobre la capacidad de orgasmo, eyaculación o deseo. Las complicaciones más frecuentes de las prótesis son: problemas técnicos, infección, problemas quirúrgicos postoperatorios  y fallos mecánicos.

En los casos en los que la causa de  la de la disfunción eréctil sea psicológica puede resultar eficaz la terapia sexual, y en los casos en que la causa sea orgánica (diabetes mellitus, hipertensión arterial, etc.) es fundamental el control óptimo de estas enfermedades.