Como limpiar la Imagen Negativa de tu Negocio

Como limpiar la imagen negativa de tu negocio

La imagen de un negocio o empresa es el activo más valioso que puede tener un empresario. De nada sirve tener las mejores sedes, equipos, productos, almacenes, etc., si no te preocupas de que los clientes tengan una buena referencia de tu negocio.

Para poder lograr el renombre de tu negocio, debes forjar a lo largo de los años tu imagen corporativa, esa que no logras teniendo la cuenta del banco abultada, sino que se viene cosechando con la responsabilidad, atención y buen servicio que le prestes al cliente.

Lo más difícil resulta limpiar la imagen empañada de un negocio, para ello te traemos algunos consejos para que poco a poco vayas borrando lo negativo:

  1. Tus clientes deben ser lo primordial:
    Un servicio descortés o malo puede ser desastroso; la mayoría de los clientes descontentos nunca se quejan en tu cara, pero no volverán a comprar y contarán su experiencia a muchos otros, lo que podría ahuyentar a una cantidad mayor de clientes.
  2. Hazles ver que serán bien tratados
    Asegúrate de que el personal reciba la formación para el trato con el público, y que sea competente para desempeñar las funciones necesarias.
  3. Búscale soluciones
    Una actitud positiva y eficaz de “puedo hacerlo” mantendrá satisfechos a tus clientes, búscale soluciones.
  4. Aprovecha la creatividad y experiencia de tu personal
    Delega tareas a tus empleados, anímalos, dales autoridad y comunícate con ellos. Tu personal será más productivo y dispondrás de más tiempo para dirigir tu empresa en lugar de dedicarte a resolver problemas.
  5. Escucha las peticiones, acepta los cambios y responde de forma positiva a la incertidumbre
    Los clientes pueden exigir cambios en sus pedidos que afectan los arreglos convenidos anteriormente. La forma en que respondas a estas peticiones es importante para el comprador e influirá en cómo se sentirá para hacer otros pedidos futuros.
  6. Aborda las tareas con confianza
    Ejecútalas con eficacia y ocúpate con rapidez de los problemas.
  7. Haz hincapié en la calidad
    El precio, la calidad y el servicio son los tres factores principales de comparación a la hora de decidir hacer una compra. Son pocas las veces en que las decisiones de comprar se basan solamente en el precio.
  8. Aumenta el nivel de conocimientos de sus clientes
    Asegúrate de que tus clientes conocen la gama completa de servicios ofrecidos, para abrirse camino en nuevos sectores. Comunícales información que influya en su decisión de comprar, con relación al momento, la disponibilidad, el transporte, etc.
  9. Asegúrate de que el trabajo se haga a tiempo y de forma eficaz
    Establece, como norma de servicio, fechas límites internas para la ejecución de las tareas.
  10. Participa en tu comunidad y haz a su vez una contribución a ella
    Dar tiempo o dinero a un grupo u organización benéfica local despertará una buena disposición de los conciudadanos y la comunidad, lo que te beneficiará.
  11. Sé sincero con tus clientes
    Discute francamente los problemas con ellos. Trata de forma directa y oportuna con las personas, para evitar posibles situaciones negativas antes de que se produzcan. Haz conscientes a las personas de que existe un problema y comunícate con tus clientes en forma eficaz.