Cómo Atacar el Acné

,

El acné es una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas.

En la piel tenemos   pequeños hoyos llamados poros, que  se conectan a las glándulas sebáceas por debajo de ésta. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo. Los poros se conectan a ellas  a través de un canal que se llama folículo y dentro de los folículos, el sebo transporta las células de piel muerta a su  superficie. De igual modo, un vello delgado   crece por debajo de la piel y pasa a través del folículo para llegar a la superficie. Cuando se tapa un folículo, se crea un grano o espinilla.

La mayoría de los granos o espinillas se encuentran en la cara, el cuello, la espalda, el pecho y en los hombros. El acné no es una amenaza grave para la salud y se puede atacar de distintas maneras, ya existen desde tratamientos de todo tipo, para esta afección, desde costosos hasta  algunos elaborados en casa.  Para atacar el acné de forma casera debes tomar en cuenta los siguientes consejos:

ACNE 1

Lavar la zona afectada: Para eliminar el acné, es necesario empezar por lavar bien   la zona afectada, ya que éste es provocado por bacterias que han invadido los poros. El primer paso para contrarrestarlo es con un limpiador suave y eficaz, algunas personas usan una toallita para lavar su rostro. Toma la cantidad sugerida de limpiador, mézclalo con agua tibia y frótalo suavemente sobre la zona   con movimientos circulares.

Para una preparación casera,  necesitas cortar una zanahoria de tamaño  regular y luego cocinarla con la menor cantidad de agua posible.  Después se hace puré y se deja enfriar para aplicar sobre las áreas afectadas por alrededor de 20 minutos.

ACNE 3

Aplica cubitos de hielo: Solo debes frotar un cubito de hielo sobre el acné en tu rostro hasta que el área se adormezca. Cuando tu rostro esté adormecido, detente; no lo  toques   hasta que esté tibio de nuevo.

El hielo ayudará a disminuir el tamaño de los poros mediante la contracción de los vasos sanguíneos debajo de la piel. Si el acné es doloroso, este debería ayudar a aliviar el dolor. Si tienes mucho acné, trabaja por secciones. Cuando una sección se adormezca, pasa a la siguiente.

Tritura una aspirina: Tritura una tableta de aspirina y agrega agua suficiente para convertirla en una pasta. Con un hisopo, agrega ligeramente la pasta de aspirina a los granos, cubriéndolos por completo. Deja que se seque. La aspirina es otro anti inflamatorio, es decir,   ayuda a la piel a luchar contra la inflamación, haciendo menos visible el grano. Déjatelo toda la noche.

ACNE 4

Exfóliate: El bicarbonato de sodio es un producto potente, utilizado en los detergentes para lavandería, las pastas de dientes y los productos de limpieza. También es una manera fabulosa para aclarar tu piel y eliminar imperfecciones. Esta es una solución simple y es lo suficientemente suave como para usarla varias veces por semana. Mezcla 3 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1/4 taza de agua hasta que se convierta en una pasta. Frota suavemente la pasta sobre la piel, limpia durante dos minutos, luego enjuaga bien con agua tibia. Si necesitas una exfoliación más profunda, utiliza un paño de algodón para aplicar la mezcla.