¿Que Deudas SI son Buenas?

Hay dos tipos de deudas, las buenas y las malas. Las deudas buenos son aquellas que se adquieren con el propósito de financiar una idea de negocios, en cambio las malas son aquellas que se adquieren con el propósito de comprar artículos u objetos como ropa o un carro nuevo.

En este articulo te hablare solamente sobre las deudas buenas. La vida del emprendedor esta llena de emoción y alegría pero también de obstáculos y limitaciones. Muy amenudo esas limitaciones son por la falta de dinero y la emoción y alegría vienen por la abundancia de ideas.

Si se es un verdadero emprendedor, no pasa un día en el cual no se este pensando en crear algo nuevo o mejorar algo ya existente, es normal que se nos ocurran muchas ideas y decidamos emprender por lo menos una.

Cuando ya se ha definido bien el panorama, se ha obtenido la asesoría necesario, se cuenta con la experiencia necesaria y un buen plan de negocios, es momento de emprender, pero…

¿Que pasa si no se tiene el dinero necesario?

Entre algunas alternativas que existen podemos encontrar el conseguir financiación o un préstamo para iniciar con nuestra idea de negocio y es aquí donde la deuda se convierte en una deuda buena.

Deudas buenas.

tipos-de-deudasLas deudas buenas son aquellas que se adquieren con el objetivo de invertir en algún negocio y que dicho negocio genere el dinero suficiente como para cancelar la deuda en un determinado plazo de tiempo.

Muchas de las grandes ideas en el mundo lo son gracias a que los emprendedores tuvieron el valor de asumir una responsabilidad grande como lo es contraer una deuda ya que sin el dinero es muy difícil hacer realidad una buena idea de negocio.

Sencillamente hay negocios en los cuales no basta la inversión de tiempo sino que también requieren inversión de dinero y es aquí donde los emprendedores encuentran ese obstáculo de no poseer el dinero suficiente que necesitan y una de las alternativas que existen es la de recurrir a un préstamo de dinero.

Deuda es deuda, independientemente si es buena o mala, esta es la definición:

Cantidad de dinero o bienes que una persona debe a otra y que constituye una obligación que se debe saldar en un plazo determinado

Todo emprendedor que decide recurrir a un préstamo para iniciar su propio negocio sabe el miedo y todas las sensaciones que se sienten al arriesgar dinero que no es el propio por tal razón es de vital importancia manejar la información correcta sobre el negocio en el cual nos estamos dedicando para evitar al máximo caer en errores.

La próxima vez que recurras a un préstamo pregúntate para vas a usar ese dinero y piensa ¿Acaso esta es una deuda buena o una mala?

Si te vas a meter a una deuda buena, adelante que si no es así no se crearan grandes negocios.

¡A emprender!