¿Que Hacer Cuando te Despiden?

Despedido

Ser despedido, por desgracia es algo que le puede pasar a cualquier empleado. Incluso cuando se trabaja con empresas solventes y contratos indefinidos nunca estamos exentos del despido.

A nadie le gusta ser despedido de un trabajo, hace que nos sintamos muy mal, que nos preocupemos respecto a nuestras finanzas y que nuestra autoestima se vea debilitada.

Debemos encarar esta situación con la mejor actitud y decidir entre 2 opciones; buscar un nuevo trabajo rápidamente o crear tu propia empresa.

  • Buscar un nuevo trabajo.

    Ser despedido, es un duro golpe, por un lado la caída de nuestros ingresos y un futuro económico incierto, por otro lado el despido puede ser un duro golpe para nuestra moral y dignidad,  por tal razón es importante saber como afrontar el despido desde el punto de vista psicológico y tratar de tener una mentalidad optimista siempre.

    Una vez totalmente recuperado de la carga emocional que supone ser despedido, lo que tienes que hacer es buscar trabajo inmediatamente por todos los medios posibles; periódicos, internet, hablar con amigos que nos puedan ayudar, etc.

    Debes buscar un trabajo que de verdad te guste, puedes ofrecer tus servicios profesionales a empresas similares a la que trabajabas anteriormente ya que tu experiencia puede serles muy útil o incursionar en nuevos sectores totalmente diferentes al que estas acostumbrado.

  • Crear tu propia empresa.

    Quizás esta sea la oportunidad que estabas esperando, conozco a una persona que fue despedido de su trabajo, el laboraba en una fabrica de stickers.

    Luego de años de dedicación a esa empresa fue despedido junto con 3 amigos mas. ¿Porque? se preguntaban ellos, porque eran buenos empleados.

    Luego de horas y horas de hablar de lo sucedido, decidieron crear su propia empresa de fabricación de toda clase de stickers ya que conocían a la perfección el sector, hablaron con sus esposas, vendieron todo lo que tenían para comprar la maquinaria necesario y crearon su empresa.

    Hoy en día si le preguntas a Don Luis que piensa de ese momento, cuando fue despedido, seguramente te dirá que fue lo mejor que le pudo haber pasado en su vida financiera.

    Lo que quiero transmitirte con esta historia, es que tu actitud es la que determina si lo que te esta pasando es una tragedia o es una gran oportunidad. La oportunidad generalmente viene vestida con las peores ropas.

En conclusión, cuida siempre de tener una buena actitud ya que esta impactara muy positivamente en las probabilidades de encontrar otro trabajo.