Paso No. 1 Soñar, Paso No. 2 ¡ACTUAR!

¡Buenos Días!

Hoy quiero contarles, que es temprano por acá, al momento de escribir esta entrada son las 6:00am del sábado. Me parece que toda la noche he estado soñando lo que bien podría ser el sueño mas largo de de vida, por suerte no era una pesadilla, sino un excelente sueño, estaba mi familia, había comida, la playa, dos bellas chicas en bikini y conexión a internet ¿Que mas se puede desear?

El sueño no tenia una trama especifica, mi única obligación era ser feliz, todo marchaba bien hasta que desperté y cuando lo hice, inconscientemente me esforcé para seguir soñando, a tal punto que pensé que el despertarme era la parte tenebrosa del sueño y tenia que regresar a la parte de felicidad, pero después de unos segundos caí en razón y me di cuenta que de verdad había despertado ¿Que paso? No se, quizás el sueño era mejor que la realidad, por eso quise seguir soñando.

¿Que tiene que ver esto con las finanzas?

Un sueño puede ser tan real como la imaginación, nos transporta a otro mundo en el cual todo puede marchar bien o todo puede ir mal. Si nos enfocamos en lo bueno, los sueños pueden ser maravillosos. ¿Hay algo mejor que los sueños? Si, la realidad.

Pensar en grande, soñar en grande nos puede ayudar a vivir antes de tiempo esas metas y sueños que esperamos alcanzar y si realmente los queremos concretizas, debemos actuar.

actuar

Soñar tan solo es el primer paso, luego del sueño lo que debe seguir es la acción, si no actuamos, nunca pasaremos de ser unos soñadores. ¿Que prefieres, pensar en tu sueño o vivir tu sueño?

Cuando te imaginas viviendo de la manera que quisieras, con la persona que quisieras y con las comodidades que quisieras, ¿Te sientes bien? ¡Claro que si! Si así se siente imaginarlo, ¿como seria vivirlo? No hay comparación.

Corre detrás de tu meta, te deseo, que alcances tu meta, te deseo que concretices tus sueños y conviertas en realidad tus pensamientos.