Hablar Bien es Pensar Bien

En algunos negocios, el saber comunicarse con fuerza y efectividad lo es todo. Hay personas que con sus conocimientos técnicos en una materia han sido exitosos, pero también los hay, que sin haber asistido jamás  a una universidad, tan solo valiéndose de su carisma y su capacidad para comunicarse han logrado obtener mucha riqueza.

¿Te has sentido minimizado cuando una persona del grupo se comunica excelentemente bien con los demás? Sin duda, la persona que domina y sabe usar bien su lenguaje lleva una ventaja significativa sobre la que no.

Esto bien podría ser considerado como un arte. Yo tengo un amigo que siempre ha sabido comunicarse efectivamente con los demás, eso, estoy seguro, le ha ayudado muchos en sus relaciones, algunas personas nacen con la habilidad, otros no la desarrollan nunca.

Pero la buena noticia es que, los grandes comunicadores no nacieron siendo así, sino que practicaron y se hicieron así, es decir, el orador no nace, se hace y para ser bueno el algo, se requiere de mucha practica.

Ariel Castellanos en una Conferencia

Si sentimos admiración por todos aquellos grandes oradores, debemos saber que ellos también han practicado para llegar a ese punto. Tu también puedes convertirte en un gran comunicador si te enfocas y trabajas duro en eso.

Quizás no quieras ser un conferencista profesional, ni un gran orador, pero si quieres tener una armoniosa relación con tu novia o esposa, con tu familia y amigos, es pensando en esto donde puedes empezar a aprender en esta área fundamental de la vida como lo es la comunicación.